Hogar, dulce hogar

Viajar es una actividad que la mayoría encuentra muy placentera, pero a veces los preparativos son un dolor de cabeza. Una vez fijadas las fechas y adquiridos los pasajes resta una de las tareas más tediosas… encontrar alojamiento.

En la actualidad, los turistas se están inclinando más hacia el alquiler de departamentos temporarios. Su beneficio reside en que en general son más económicos, no sólo por su precio en comparación a una hostería, sino porque permite cocinar en casa evitando tener que hacer todas las comidas en restaurantes.

La competencia entre las diferentes marcas o webs es bastante agresiva y ello deriva en mejores condiciones para los viajeros. Esta guía propone una serie de sitios web y consejos que facilitaran la tarea del viajero.

Otra característica a destacar es que son sistemas basados en la confianza y los excedentes. Un sobrante de alojamiento (no utilizo mi apartamento, estoy de viaje,…) que se comparte en una red basada en la confianza y el compromiso (me pagarán un dinero, no van a robarme, comunidad…). Se podrán encontrar alojamientos para todos los presupuestos, tanto súper económicos como casas lujosas.

a

Airbnb es la página más utilizada y famosa en el rubro. Los anfitriones comparten sus espacios en 190 países y en más de 34.000 ciudades. Trata de ofrecer una inmersión en la cultura local a través de un anfitrión que además de alquilarnos la casa o una habitación, nos recomendará, servirá de guía y será nuestro faro para conocer la ciudad en la que estamos de vacaciones. Ese es el gran valor añadido de este servicio.

Su interface nos permite elegir un destino, seleccionar las fechas y a partir de ahí se despliegan una serie de criterios: desde si buscamos sólo una habitación o una casa entera o detalles como calefacción, tv, etc.

La novedad es que descargando al app se puede no sólo realizar el “booking” del hospedaje sino que también de Experiences. Esto significa que podes contactarte con lugareños que comparten tus mismos intereses y proponen actividades propias del lugar como “surffear” en Los Angeles, visitar lugares naturales increíbles o incluso ayudar en organizaciones no gubernamentales donde el valor total de la actividad será donado, entre otras. También desarrollaron la opción Places donde se puede acceder a una lista de los “spots” secretos de quienes viven allí y conocen la ciudad como la palma de su mano.

En una de mis visitas a Montreal utilicé éste servicio dos veces. Los apartamentos no me decepcionaron, eran idénticos a lo que se veía en las imágenes de la página y los “hosts” fueron super amables y predispuestos. Siempre a nuestra disposición para aconsejarnos y resolver cualquier inconveniente que el alojamiento nos presentara. Sin embargo, el dueño del primer hospedaje decidió, por un tema personal, terminar nuestro “contrato” un mes y medio antes de lo estipulado dándonos 15 días para mudarnos. Claro que en el momento es un dolor de cabeza por que tenes que realizar la búsqueda nuevamente y el proceso no es muy divertido. Este es el único aspecto negativo que puedo remarcar, el “host” puede pedirte que te vayas cuando lo desee. Nosotros nos comunicamos de inmediato con la empresa y el dato a tener en cuenta es: todo debe pasar por ellos. No pueden echarte sin más y siempre deben darte un tiempo considerable para que encuentres un nuevo lugar.

La empresa suele hacerse responsable buscando la forma de minimizar los daños mejorando la comunicación entre ambas partes para llegar a un acuerdo. Si la decisión es cambiar de casa a mitad de una estadía, por algo que excede al viajero, la misma brindará su apoyo y en ocasiones un resarcimiento económico. El centro de ayuda se encuentra abierto las 24 horas. Así mismo, el “host” será penalizado.

También existen otros sitios como RoomoRama, Home Away, 9Flatas y WaytoStay. La primera es la más similar a Airbnb. Su característica más importante es  la valoración entre anfitriones y huéspedes. Para quienes manejan el sitio esto es fundamental, ya que es lo que garantiza la confianza y seguridad de los usuarios. Es su política ser estrictos a la hora de verificar los perfiles personales y los anuncios; mantener un sistema de mensajes inteligente para que los anfitriones y huéspedes puedan comunicarse de forma segura y de administrar una plataforma de confianza para la gestión de los pagos.

a

Hay diferentes formas de concretar la transacción, algunos anfitriones quieren conocer al huésped antes de realizar la confirmación por lo que realizarán una serie de preguntas, mientras que otros prefieren reducir el tiempo necesario para gestionar las solicitudes utilizando la función “Reserva inmediata”.

Es una invitación a vivir como uno ciudadano más, donde tus vecinos serán lugareños y podrás además de explorar un nuevo lugar, realizar actividades cotidianas. Es una buena opción para un viajero con un presupuesto más acotado, cuando son grupos numerosos o para quienes disfrutan volver al hogar después de un largo día de actividades. ¡Solo hay que animarse!

Buscame…

https://www.airbnb.com/ 

https://www.roomorama.com/ ,

http://www.homeaway.com.ar/,

https://www.9flats.com/es ,

https://www.waytostay.com/ .