Las claves para combatir el acné

shutterstock_126157028

Hace 2 meses tuve un brote de acné espantoso en la pera. Para alguien que prácticamente no sufrió de ese problema durante su adolescencia/pubertad realmente fue algo inesperado y que no estaba preparada para afrontar (lo sé, suena algo fatalista pero para mi fue terrible). Trate de deshacerme de ellos poniéndoles alcohol o alguna crema para acné que encontré perdida en algún cajón, pero siendo alguien muuy impaciente los resultados no venían lo suficientemente rápido. Me decidí a ir a la dermatóloga, claro que siempre lo mejor es consultar a un profesional antes de automedicarse y correr el riesgo de empeorar el cuadro. Ella me explicó que por la zona estaba relacionado a algún desequilibrio hormonal ó estrés, y considerando que me recibo a fin de año y me mudo a Canadá el diagnostico tuvo bastante sentido.

FullSizeRender 59

La profesional de la piel me recomendó un tratamiento con 3 productos. Primero un gel limpiador purificante para pieles grasas y sensibles “Effaclar” de La Roche-Posay. Este sirve para limpiar, elimina impurezas y el exceso de sebo en pieles grasas. Posee agua termal calmante y antirritante, además tiene un pH de 5.5, no contiene jabón, ni alcohol, colorantes o parabenos*. Me gustó por que no te deja la piel seca sino que por el contrario, la deja suave y fresca. Se aplica un poquito sobre las manos humedad y al frotarlas se genera un espuma que luego se masajes sobre el rostro. Lo bueno es que si bien no es barato, su precio es $600 por 400ml, dura muchísimo. El lavado se realiza al levantarse por la mañana y antes de irse a dormir.

Segundo, luego de aplicar el gel limpiador por la mañana, utilizo una crema de tratamiento renovador para acné comedónico recurrente que renueva y alisa la textura de la piel mientras previene la reaparición de puntos negros, “Effeclar K(+)” de la misma marca que la espuma purificante. Este producto es para pieles grasas adultas, antitez grisácea y antipuntos negros persistentes. La fórmula combina la acción microexfoliante del LHA con el efecto antibrillo, antioxidante y antisebo 8 hs del complejo: [Vitamina E+ Carnosina +Airlicium]. Su textura es de aquagel, lo que la hace liviana, fresca y de rápida absorción del sebo. La piel se matifica y los poros se desobstruyen.  Es no comédogenico y tampoco tiene parabenos ni alcohol. Se aplica sobre el rostro limpio y puede ser utilizado como pre-base para el maquillaje, aunque se debe evitar el contorno de los ojos. Su precio es de $528 por 30ml.

El secreto es que muchas dermatólogas tienen cupones de descuento para algunos productos de La Roche-Posay. Así compre ambas con un descuento del 20% por cada una.

La tercera, que se aplica luego del gel limpiador por la noche, es un tratamiento cutáneo para el acné vulgaris, donde predominan los comedones, las pápulas y las pústulas, “Differin adapleno gel al 0,1%”de Galderma. Se debe aplicar una fina capa del gel evitando el contacto con los ojos y los labios. Asegurarse de que las áreas afectadas estén secas antes de la aplicación. Los resultados se empiezan a hacer visibles a partir de las de 8 a 12 semanas. Tiene un valor de $487 pero tiene cobertura por obra social. Me gustó por que no me irritó la piel ni me provocó comezón como si lo hicieron otros productos. Esta es una crema que debe usarse durante el invierno ya que genera fotosensibilidad en la piel. De todas formas mientras se realiza el tratamiento es recomendable aplicarse pantalla solar fpv 50+ (si, aún en los días nublados).

A su vez, para reforzar el tratamiento y ayudar a que el cuadro no se vuelva a presentar, me recomendaron cambiar a las anticonceptivas “Mileva 35” del laboratorio Elea. La particularidad de éstas es que al tener 2,00mg de acetato de ciproterona la convierte también en antiandrógena, lo que implica que disminuye la excesiva secreción de las glándulas sebáceas, uno de los factores determinantes del acné y la seborrea. Así se elimina el exceso de grasa tanto en la piel como en el cabello. Y claro que también con sus demás componentes inhiben la ovulación. Es sumamente importante que antes de comenzar un tratamiento de éste tipo se realice una consulta con una ginecóloga ya que no todas las anticonceptivas son para todas. Es por eso que existe una gran cantidad de marcas con componentes diferentes. Es importante encontrar la adecuada para cada una.

Una vez que el cuadro está controlado, es decir que ya no quedan granos inflamados y con pus, esta bueno hacerse una limpieza de cutis. Siempre realizado por una cosmetóloga, para eliminar los puntos negros y evitar que éstos se infecten y se transformen en granos con pus. Este tratamiento de belleza tiene un valor que arranca desde los $450. Algunas también ofrecen la hidratación profunda que está muy buena. Ayuda a que te vayas del lugar con la cara menos enrojecida y la piel queda super humectada, con brillo y suave.

El siguiente paso será la aplicación de algún ácido para eliminar las marquitas que dejaron los granos que no pude evitar tocar. Este producto tiene varios efectos positivos como afinar la piel eliminando las células muertas, entre otras. Pero como aún no lo utilice nunca no puedo emitir un comentario desde mi experiencia.

—————

*Parabenos: último es un tipo de conservante muy habituales en los cosméticos que evitan que el producto pierda efectividad y se eche a perder que contiene metanol, etano o propanol. Si bien se encuentra en muchos productos y su toxicidad es muy baja. En 2004 se realizó un estudio (llevado a cabo por oncólogos en la University of Reading, en Edinburgo) con tejido cancerígeno en el que saltó la alarma por primera vez, ya que en el 90% de las muestras analizadas procedentes de pacientes con cáncer de mama se habían encontrado trazas de parabenos. Después de varios estudios posteriores, no se ha arrojado ninguna conclusión de cómo afectan los parabenos al desarrollo del cáncer de mama, aunque algunos científicos apuntan a que los parabenos tienen una acción que imita a los estrógenos (hormonas sexuales, esteroides), y esto podría contribuir al desarrollo de los tumores cancerígenos.