Porque amé el vestido de Pippa Middleton

¡Llegó la boda del año! Pippa Middleton, aquella impactante dama de honor vestida por Alexander McQueen que acompañó con gracia, el 29 de abril de 2011 día de la boda de los Duques de Cambridge,  a su hermana Kate dio el ‘sí quiero’ al empresario James Matthews en La Iglesia de San Marcos de Berkshire (Inglaterra). Y luego de tantas especulaciones, al fin nos ha desvelado su secreto mejor guardado: el vestido de novia.

BRITAIN-ROYALS-PEOPLE-MIDDLETON-MARRIAGE

Antes de meterme en lo que es una de las bodas más importantes del año quisiera destacar que hasta hace un año nunca me interesó casarme. Me parecía una perdida de tiempo, dinero, y más importante, no creía en el matrimonio en sí mismo. Podemos hacer muchos análisis del por qué descreía tanto en ésta institución, tanto legal como religioso (la respuesta a ésta última es más evidente: no creo en la iglesia).

Esto cambió con mi relación actual. De algún lugar salieron estas ganas de casarme, de que el compromiso con el otro no sea sólo emocional y de palabra, sino que haya un papel que diga que somos una familia ante la ley. Por otra parte investigué acerca de otros tipos de ceremonias por fuera de la iglesia. En estas aún puedo ponerme mi vestido blanco pero hablan de ideas que se condicen más con las creencias, valores y objetivos que tenemos en la pareja. Esta nueva yo también quiere celebrar el amor con su novio pero también con familia y amigos.

Ahora que mi propio casamiento es algo de lo que hablamos frecuentemente con mi novio, y considerando mi amor por la moda, me encuentro mirando páginas, Instagrams e incluso programas de tv sobre vestidos de novia (recomiendo “Vestido de novia” que lo emiten por H&H). Si hay algo que tengo en claro es que mi vestido tiene que ser espectacular y algo en lo que no pienso escatimar gastos. Pero allá cada uno con sus prioridades ¿no?

Algo curioso es que pase de no querer nada a fantasear con estos casamientos de cuentos de hada o quizá en la playa o el campo. Como para el momento en que Kate Middleton y el príncipe William contrajeron matrimonio aún era escéptica no pude disfrutarlo con los mismo ojos con los que lo hago hoy con el de su hermana Pippa y James Matthews.

El vestido de Pippa

La novia eligió un diseño clásico pero romántico del diseñador Giles Deacon, un modisto inglés y gran descubrimientos de la pasarela londinense. Este deslumbrante vestido a medida y exclusivo, valorado en 12.000 euros, color marfil es una creación de guipur en forma de flores, con cuello chimenea y manga corta, con un escote en la espalda en forma de corazón. El vestido ha sido producido en el taller del diseñador en Londres de forma artesanal y confeccionado a medida con encaje de seda de algodón. El cuerpo de encaje está bordado con detalles de perlas sobre organza y una enagua de tul, puesta capa sobre capa para darle mas movimiento. Un ramo de flores blancas y rosas, a juego con la decoración de la iglesia, ha completado su elección.

El outfit fue accesorizado con: el velo, que cubría su rostro al ingresar a la iglesia, una creación del también británico Stephen Jones, una tiara pequeña del joyero Robinson Pelham y zapatos customizados con detalles de perlas de Manolo Blahnik.

Si bien no es un estilo de vestido que yo usaría, teniendo en cuenta su contexto me parece adecuado el escote y la pesadez de la falda. Quizá podría haber tomado algún riesgo y hacerlo un poco menos clásico y más aggiornado a los diseños actuales. El vestido carece del factor sorpresa, es decir, el diseño se acerca mucho a lo que esperaba. De todas formas el vestido me gustó, y el toque del escote de la espalda en forma de corazón me pareció precioso. Además la tela es un sueño y ella lo lleva muy bien.

1366_2000-7

1366_2000-9

1366_2000-8

Pippa llegó a la iglesia con su padre, Michael Middleton, en un Jaguar MK V descapotable color verde oliva de 1951. De su brazo, caminó unos pasos hasta la puerta de la iglesia, donde la esperaba su hermana Kate. La Duquesa lució un vestido rosa pálido inglés. Optó por un look monocromático que fue acompañado por un maquillaje en el mismo tono. Me pareció una decisión muy respetuosa la de mantener un perfil bajo considerando que, por su condición de realeza, era inevitable que los ojos también estuviesen puestos en ella y así, no compite con su hermana en ningún aspecto ni llama la atención.

1495274832_217234_1495286284_sumario_normal_recorte1
La duquesa de Cambridge, con sus hijos el príncipe Jorge y la princesa Carlota, a la salida de la boda.

La ceremonia se desarrolla en una casa georgiana ubicada a menos de 10 kilómetros de Englefield, en cuyos jardines ha sido instalada una enorme y lujosa carpa para alojar a más de 300 invitados al banquete (de los cuales solo un tercio ha podido acudir a la iglesia).

BRITAIN-ROYALS-PEOPLE-MIDDLETON-MARRIAGE

Es un buen momento para recordar el vestido de Kate Middleton.

royal-wedding-ap110429134361_hd5ecf057a69c158c89cf57ff6fce3696c